Merece la pena ser un buen compañero

En el Mar Rojo

Los compañeros forman un binomio que no debe romperse bajo el agua. Nunca nos separamos, nunca perdemos la visual. A dos segundos de distancia: lo idóneo.

Buceamos bajo el sistema de compañeros por un motivo fundamental: es infinitamente más seguro. Ésto es algo que no requiere de más explicaciones, todos lo hemos estudiado ya ¿verdad? Pero la cuestión es ¿qué es realmente bucear con el sistema de compañeros? ¿cómo debe comportarse un buen compañero?

Planificación previa: los dos acordamos si seguiremos a un guía o si iremos solos y quién guiará la inmersión. Decidimos cuál será nuestra profundidad máxima y con qué presión de gas comenzaremos el ascenso. Repasamos las señas y acordamos cómo proceder en caso de emergencia (por ejemplo si uno se pierde).

Buceo en Ibiza. Photo by Olaszmelo

Pégate a mí como con cola. Photo by Olaszmelo

Comprobación pre-inmersión: revisamos el equipo del compañero para estar seguros de que está completo (os sorprenderá ver la cantidad de pequeños detalles que podréis encontrar en compañeros que no conocéis, lo que es habitual si no tenéis un compañero fijo) ¿Estás relajado y seguro de querer hacer esta inmersión?

Bucear pegados como con cola: buceamos juntos, no cerca, no a la vista, JUNTOS. Juntos es a dos segundos de distancia, juntos es en línea visual constante, juntos significa poder comunicarse en cualquier momento, y juntos es percibir cualquier problema en el compañero de forma instantánea. Juntos es que si uno se pierde nos hemos perdido los dos, que si la corriente arrastra a uno nos arrastra a los dos. Éso es juntos.

Una parada de seguridad

Bajamos juntos, subimos juntos. No nos separamos.

Comunicación bajo el agua: ¿estás cansado? ¿cuánto gas te queda? ¿has visto ésto o aquéllo? ¿me esperas para que haga una foto? ¿vamos más despacio o más rápido? Y si seguís a un guía, entonces, también con él, siempre.

Somos un binomio: si nos separamos nos buscamos, si hay una emergencia nos apoyamos, incluso nos salvamos. Y ninguno se salta el plan, ninguno inventa ni improvisa bajo el agua, y ninguno hace tonterías que nos pongan en riesgo. Estamos comprometidos.

¡Buen azul!

 

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail