La morena (Muraena helena)

Y eso … ¿qué has dicho que era?

Hoy: La morena (Muraena helena)

¡Oh! ¡Hola!

¡Oh! ¡Hola!

Podemos encontrar a la morena en un amplio rango de profundidades (de -10 a -100 metros); en zonas o hábitats fundamentalmente rocosos, donde las cuevas y oquedades le sirven de refugio durante el día y entre las que acecha por la noche; cuando es más activa.

Es un animal relativamente común, pues no tiene un elevado valor como especie comercial, aunque sí está expuesto a los excesos de la pesca submarina o de arrastre.

Pueden llegar a alcanzar el metro y medio de longitud y llegar a pesar más de diez kilos y su alimentación se basa en otros peces más pequeños, moluscos y crustáceos a los que caza entre las rocas, localizándolos mediante un agudísimo sentido del olfato; aunque tampoco desaprovecha de los restos de carroña que pueda encontrar.

Su forma llama siempre la atención de todos los buceadores noveles: Una serpiente larga y robusta, con un morro alargado, acechando desde una oquedad, siempre con la boca abierta.

Y es cierto que la carencia de aletas pectorales y pélvicas habituales en los peces hace parecer que se trate de una serpiente; pero sí que posee una aleta dorsal. Puede pasar desapercibida las primeras veces que vemos una morena o mientras está escondida; pero se extiende desde detrás de la cabeza, recorre toda la longitud de su cuerpo y se une en la cola a las aletas caudal y anal; formando una única unidad.

Hasta la cola, todo es aleta

Hasta la cola, todo es aleta

Otra característica distintiva; aunque no observable a simple vista es que su piel, aunque gruesa, es suave y resbaladiza debido a que carece de escamas y siempre está rodeada de una sustancia mucosa que la protege de los roces o las abrasiones de las rocas y facilita su deslizamiento entre ellas.

  • Si. Es serpentiforme.
  • Si. Parece no tener aletas.
  • Si. Carece de escamas.
  • Y si. Es un pez.
  • ¿A que es chula la naturaleza?

Vale ¿Y cómo la identifico?

Tan llamativa es, que no hay muchas dudas una vez que ya se ha visto una …

Su color base está entre el gris y el marrón; con un patrón de manchas amarillentas que pueden hacerlas complicadas de localizar si uno no está atento.

Sus hábitos nocturnos también pueden convertirlas en un objetivo complicado de encontrar durante el día; obligándonos muchas veces a ir mirando en cada pequeño agujero que encontremos.

Hay que buscar bien; pero estar, están

Si las estáis buscando de este modo, hacedlo siempre desde una distancia prudencial. Primero para evitar dañar la zona pero también para ahorrarnos posibles sustos pues aunque no son proclives a atacarnos y su mordedura no es mortal; sí puede ser muy dolorosa.

Se mira, pero no se incordia

Se mira, pero no se incordia

Dejamos para el final del artículo el que su alimentación se basa en otros peces, moluscos y crustáceos porque la mayor curiosidad de nuestra invitada de hoy es que, si bien su forma de caza se basa en el escondite y el acecho para atrapar a sus presas entre sus mandíbulas, su cabeza estrecha la impide crear la suficiente fuerza de succión para “tragar” a sus presas. Para esto, la morena posee un segundo juego de mandíbulas internas; llamadas mandíbulas faríngeas, que lanza hacia la boca y transportan a la presa al interior de la garganta.

Diagrama de las mandíbulas faríngeas. Extraído de wikipedia

Diagrama de las mandíbulas faríngeas. Extraído de wikipedia

Oye … eso de cazar por acecho, en la oscuridad y sobre todo tener unas segundas mandíbulas dentro de la boca, ¿no os recuerda a algo?

La ficción tiene, a veces, algo de realidad.

La ficción tiene, a veces, algo de realidad.

¿O será la realidad la que tiene algo de ficción?

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

El Mero (Epinephelus marginatus)

Y eso … ¿qué has dicho que era?

Hoy: El Mero (Epinephelus marginatus)

Si hay un pez distintivo en muchos puntos del litoral español (y hasta en el refranero) ese es el mero. Habita en entornos rocosos; bien en bajíos y arrecifes o cerca de las zonas escarpadas de costa y en cotas entre los ­10 y los ­50m de profundidad.

Mero01

¿Me llamaban?

 

En zonas protegidas de la pesca es común ver a los de mayor tamaño aletear a media agua; siempre guardando una distancia prudencial del buceador y sin alejarse demasiado de las rocas que les sirven de refugio. Los más pequeños tienden a esconderse a nuestro paso; usando los huecos y cavidades, camuflándose con el entorno gracias a la tonalidad de su cuerpo y sus manchas.

Fuera de las zonas protegidas es un avistamiento menos común.

Son una captura muy codiciada y llevan sufriendo desde hace muchos años el problema de la sobrepesca; tanto legal como furtiva.

Esta sobrepesca, unida a la complejidad de su biología reproductiva (un detalle curioso que veremos más adelante), han llevado al mero a estar incluido como «especie amenazada» en la la lista de la UICN.

¿Y cómo lo identifico?

Puede ser fácil … si sabemos dónde mirarle.

El mero se caracteriza por poseer un cuerpo ovalado; con una cabeza grande y una mandíbula ancha en la que destaca de forma prominente su mandíbula inferior.

Morritos McMero

Morritos McMero

En promedio, alcanzan una longitud de 1,50m, pesan en torno a los 70kg y su esperanza de vida (en circunstancias normales) es muy elevada; el mero de mayor edad del que se tiene constancia llegó a alcanzar los 60 años.

Su color base va desde el verde en su fase juvenil hasta el marrón ya en fase adulta; presentando además un patrón de manchas amarillentas. Pueden encontrarse también meros con coloraciones más degradadas hacia el gris; con manchas blancuzcas.

Se distingue de otros miembros del mismo género por los márgenes redondeados de su aleta caudal en los que suele ser patente una fina línea blanca en el extremo; aunque también su aleta dorsal resulta distintiva al redondearse notablemente su parte final, dejando de ser tan espinada.

Mero03

Su coloración “manchada”, los extremos redondeados de su aleta caudal y la fina línea blanca son buenos identificadores de esta especie

Su dieta se compone de moluscos (pulpos principalmente), crustáceos y otras especies de peces más pequeñas.

Suele ser un pez solitario que se hace sedentario tan pronto encuentra un buen territorio donde desarrollarse.

Los machos son muy territoriales; actuando de forma especialmente agresiva contra otros machos e incluso contra hembras de menor tamaño en la época de reproducción (de Junio a Septiembre en aguas mediterráneas).

Es además durante esa época cuando “rompen” con su carácter solitario, pudiendo encontrarse agregaciones de individuos formadas, habitualmente, por un macho y entre cinco y siete hembras.

Y ya, para cerrar el artículo, quizá fuera curioso comentar que el mero es hermafrodita.

2016-02-04_231233

Nacen como hembras y crecen como tales hasta los 5 años de edad; momento en el que alcanzan su madurez sexual femenina para, posteriormente y conforme sigue su desarrollo, cambiar a sexo masculino alrededor de los 9 a 12 años de edad; pudiendo ser incluso antes (alrededor de los 7 años) si las condiciones demográficas de la zona lo requieren por una falta de machos.

Hasta aquí este pequeño artículo que, esperamos, os sea de utilidad para la próxima vez que metáis la cabeza bajo el agua y os encontréis con un hermoso ejemplar de mero.

Y por si acaso y ante todo … no “le levantéis la falda”

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Merece la pena ser un buen compañero

En el Mar Rojo

Los compañeros forman un binomio que no debe romperse bajo el agua. Nunca nos separamos, nunca perdemos la visual. A dos segundos de distancia: lo idóneo.

Buceamos bajo el sistema de compañeros por un motivo fundamental: es infinitamente más seguro. Ésto es algo que no requiere de más explicaciones, todos lo hemos estudiado ya ¿verdad? Pero la cuestión es ¿qué es realmente bucear con el sistema de compañeros? ¿cómo debe comportarse un buen compañero?

Planificación previa: los dos acordamos si seguiremos a un guía o si iremos solos y quién guiará la inmersión. Decidimos cuál será nuestra profundidad máxima y con qué presión de gas comenzaremos el ascenso. Repasamos las señas y acordamos cómo proceder en caso de emergencia (por ejemplo si uno se pierde).

Buceo en Ibiza. Photo by Olaszmelo

Pégate a mí como con cola. Photo by Olaszmelo

Comprobación pre-inmersión: revisamos el equipo del compañero para estar seguros de que está completo (os sorprenderá ver la cantidad de pequeños detalles que podréis encontrar en compañeros que no conocéis, lo que es habitual si no tenéis un compañero fijo) ¿Estás relajado y seguro de querer hacer esta inmersión?

Bucear pegados como con cola: buceamos juntos, no cerca, no a la vista, JUNTOS. Juntos es a dos segundos de distancia, juntos es en línea visual constante, juntos significa poder comunicarse en cualquier momento, y juntos es percibir cualquier problema en el compañero de forma instantánea. Juntos es que si uno se pierde nos hemos perdido los dos, que si la corriente arrastra a uno nos arrastra a los dos. Éso es juntos.

Una parada de seguridad

Bajamos juntos, subimos juntos. No nos separamos.

Comunicación bajo el agua: ¿estás cansado? ¿cuánto gas te queda? ¿has visto ésto o aquéllo? ¿me esperas para que haga una foto? ¿vamos más despacio o más rápido? Y si seguís a un guía, entonces, también con él, siempre.

Somos un binomio: si nos separamos nos buscamos, si hay una emergencia nos apoyamos, incluso nos salvamos. Y ninguno se salta el plan, ninguno inventa ni improvisa bajo el agua, y ninguno hace tonterías que nos pongan en riesgo. Estamos comprometidos.

¡Buen azul!

 

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Un verano de buceo fresquito en los cinco continentes

¿Preparando tus vacaciones de verano? ¿Cansado del calor asfixiante? ¿Quieres bucear? Pues aquí te traemos cinco sugerencias para pasar un verano más fresco sin prescindir del buceo ( por supuesto 😉 ) Basta subir al Norte, o desplazarse al invierno austral para que la temperatura descienda unos grados.

África: Sudáfrica

Sudáfrica dispone de más de tres mil kilómetros de costas y se encuentra a caballo entre dos océanos, es un lugar de vida exhuberante bajo el agua, y, aunque el vuelo no es barato, el cambio con el Euro hace que la estancia allí sí sea asequible. ¡Y no te pierdas las sardine run! Los principales lugares de buceo son:

  • Ciudad del Cabo: es el dominio de los grandes pelágicos, siendo los tiburones el gran atractivo. Podrás encontrar pecios y arrecifes con facilidad.
  • Durban: arrecifes y cavernas, población de tiburones y peces de arrecife, junto con interesantes pecios.
  • Sodwana Bay: pegados ya a Mozambique (otro gran destino) se encuentra algunos de los mejores lugares de buceo con la vida más salvaje.
Sardine run - Photo by Lakshmi Sawitri

Sardine run – Photo by Lakshmi Sawitri

América: Canadá

La Columbia Británica es un destino excelente para disfruta de la Naturaleza, bajo y sobre el agua. El vuelo es, sin duda, un handicap, y el coste de la vida no es barato, por lo tanto el desembolso será importante. Pero merece la pena. Te recomendamos que no sólo vayas a bucear, sino que combines el viaje con trekking y un buen road trip para disfrutar de todo lo que tiene que aportar. Te sugerimos bucear en:

  • Vancouver: Race Rocks, Hunt Rock y Renate’s Reef te ofrecen una combinación de invertebrados, mamíferos y miles de peces, así como interesantes pecios. Toda el área de Vancouver está plagada de puntos de buceo interesantes.
  • Porlier Pass: en este canal batido por la corriente la comida es abundante y por tanto la vida es muy diversa, algunos de los mejores puntos de buceo están en esta zona. No te pierdas el pecio del remolcador Point Grey, repleto de vida.
  • Flora Islet: buceo con tiburones en escarpados cortados de gran profundidad. Imprescindibles los pecios como el Capilano I.
  • Nakwakto Rapids: un lugar espectacular repleto de percebes ¡también bajo el agua!, en el que hay que tener muucho cuidado con la corriente.
Orca en el área de Vancouver - Photo by winkyintheuk

Orca en el área de Vancouver – Photo by winkyintheuk

Asia: Kamchatka

Kamchatka es una tierra mítica, una de las zonas más frías de la tierra en invierno, un rincón realmente apartado y un baluarte para los jugadores de Risk 😉 Pero también es una extensísima área repleta de vida. Uno de sus grandes atractivos en verano es la freza del salmón: podemos bucear con literalemente miles de salmones pasando del océano a los ríos, un espectáculo único.

Por otra parte es toda una aventura, ya que el turismo apenas está explotado y hay muy poca información disponible (salvo que sepas ruso, claro).

En general los atractivos de Kamchatka son la ya citada freza del salmón, los leones marinos, las orcas y varias especies de ballenas y los gigantescos cangrejos. Algunos puntos de buceo son:

  • Listvennichnaya Bay
  • Avacha Gulf
  • Starichkov Island y Three Brothers Rocks
  • Commander islands
  • Kuril islands
Cangrejo real rojo o de Kamchatcka - Photo by  Sasha Isachenko

Cangrejo real rojo o de Kamchatcka – Photo by Sasha Isachenko

Europa: Noruega

Noruega ofrece una biodiversidad como pocos otros lugares, sin duda puedes conjugar el buceo con otras actividades en la naturaleza. Allí te esperan extensos bosques de kelp, mamíferos como las orcas y multitud de peces, sobre todo especies de aguas frías con los que no solemos tener ocasión de bucear en nuestras costas.

  • Saltstraumen: el maelstrom más grande del mundo, en el que bucear junto con bacalao, fletań o pez lobo.
  • Lofoten: al Norte de Noruega nos encontramos con un área salvaje y muy poco explotada, tierra de pescadores. Puedes bucear con orcas y disfrutar de los bosques de kelp, junto con una vida extremadamente rica.
  • Narvik: durante la II Guerra Mundial su situación estratégica supuso intensos combates que nos dejaron multitud de pecios en los que bucear. Se dice que es la capital noruega del submarinismo.
Buceando el Romanby en Narvik - Photo by Asbjørn Hansen

Buceando el Romanby en Narvik – Photo by Asbjørn Hansen

Oceanía: Australia

¿Qué te podemos decir de  La Gran Barrera que no esté ya escrito o dicho? Uno de los lugares más impresionantes del Planeta, una construcción hecha por animales diminutos que puede ser vista desde el espacio. El arrecife de coral más grande de la Tierra, con una biodiversidad tremenda y que ni en miles de inmersiones podrías terminar de conocer. Echa un vistazo a Google Street View y hazte una idea por ti mismo.

La Gran Barrera - Photo by Paul Toogood

La Gran Barrera – Photo by Paul Toogood

Así que ya sabes, si este verano quieres huir del calor no tienes por qué renunciar ni a la mar ni al buceo 😉

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Soy novato ¿qué parte del equipo me compro antes?

Hubo un día en el que todos éramos novatos, y sistemáticamente, todos nosotros, nos hemos hecho la misma pregunta ¿en qué orden me compro el equipo? Vamos a intentar ayudarte a responder la pregunta.

0) Equipo ligero. Una máscara y unas aletas cuestan muy poco, seguramente ya las tenías antes de empezar. Un buen ajuste de la máscara no tiene precio y no lo vas a conseguir tan fácilmente con los equipos de alquiler. Si eres novato no querrás bucear con agua dentro, seguro 😉

1) Bucea, bucea y bucea. Antes de comprar equipo, invierte en bucear, no tiene sentido gastar el dinero de 5 inmersiones en una parte del equipo y luego quedarte en casa. Además, buceando podrás probar diferentes equipos e irás forjando tus propios gustos.

Divers together. Photo by PADI.

Invierte en bucear y divertirte. Photo by PADI.

2) El ordenador sería la primera parte que nosotros compraríamos. Va siempre contigo, es fácil que no haya suficientes para alquilar y/o que no lo alquiles, o que no sepas usar los disponibles. Es un elemento de seguridad imprescindible; definitivamente, lo primero que te recomendamos comprar. Puedes echar un vistazo a este artículo sobre ordenadores para empezar.

Cressi Leonardo

Cressi Leonardo

3) El regulador te proporciona el aire que necesitas bajo el agua, cuanto antes tengas el tuyo, mejor: más seguridad, fiabilidad, ajustes personalizados y mantenimiento garantizado por ti. Además cuando salgas de viaje puedes ir a zonas del mundo en que dejan mucho que desear. No lo pensaría, un buen regulador sería lo siguiente.

4) Jacket o BCD. Cuanto más cómodo estés con él, mejor flotabilidad; cuanta mejor flotabilidad, mayor control, menor estrés y máximo disfrute. Es además un elemento de seguridad importante, y de su buen funcionamiento también dependes tú.

Front view of sidemount diver holding reel and DSMB DSC 0049 Photo by Pete Nawrocky

Mira cuánto equipo puedes acabar poniéndote con los años. Photo by Pete Nawrocky

5) Traje. Nuestro error más común es comprar el traje antes que el resto, seguramente porque los hay baratos y tenemos tendencia a pensar que «no podemos salir de casa sin vestir». MAL. Un traje barato es una mala inversión, para empezar. Además en cada época del año puedes necesitar uno diferente (seco o semiseco en invierno, húmedo en verano). Y para remate en cualquier centro de buceo te proporcionarán uno, cuyas condiciones no son tan relevantes como otras piezas del equipo (¿un húmedo roto? No pasa naaaadaaaaa ¿un seco con pequeñas filtraciones? Incómodo sí, inseguro NO).

A partir de aquí puedes comprar en cualquier orden: cuchillo, máscara de respeto … Aquí tienes un artículo sobre accesorios. Y, generalmente, NO, no merece la pena comprar botella ni lastre.

Cuchillo de buceo

Cuchillo de buceo

Esperamos haberte ayudado un poquito. ¿Dudas? ¿Preguntas? ¿Sugerencias? ¡Escríbenos!

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Las 5 especialidades de buceo más demandadas

Dentro del buceo recreativo hay multitud de posibilidades, tantos tipos de buceo entre los que elegir que en ocasiones puede resultar incluso mareante elegir uno nuevo para nosotros. ¡Y éso sin entrar en el buceo técnico!

En primer lugar la pregunta estrella, sin duda, es ¿y para qué quiero yo pagar/cursar una especialidad? Aunque pueda parecer obvio la respuesta es: para estar preparado ante las eventualidades que presenta el tipo de buceo de dicha especialidad, ni más, ni menos. Es un entrenamiento. Sí, sí, el carácter latino muchas veces no puede ¡pero si me dejan bucear sin estar certificado en la especialidad! Y, en efecto, éste es muchas veces el caso pero, ahora que eres buceador certificado ¿hubieses buceado sin «hacer el curso» si te hubiesen dejado? Si la respuesta es «sí», este artículo no es para ti 😉 A pesar de ello te mencionamos algunas otras respuestas que quizá terminen de convencerte: podría no cubrirte el seguro si tienes un accidente; quizá no encuentres (sobre todo en el extranjero) un compañero que quiera bucear contigo; que el único centro de buceo de aquella remota isla con ese genial pecio que quieres bucear no te lo permita por política interna …

Es evidente que unas especialidades tienen más aceptación que otras. Las que, con diferencia, más solicitadas están son las que te exponemos a continuación.

Buceo con aire enriquecido: sin duda la especialidad estrella es el buceo con aire enriquecido, popularmente conocido como Nitrox. Se trata de bucear con una mezcla de Nitrógeno y Oxígeno, pero en lugar de con una proporción del 21% de este último, con proporciones superiores (hasta el 40% de Oxígeno como máximo). Entre otros efectos positivos se incrementa el tiempo de fondo al acumular menos Nitrógeno residual, lo que además hará que puedas realizar más inmersiones sucesivas en un periodo dado de tiempo, o se reducen algunos efectos fisiológicos del buceo con aire (por ejemplo el cansancio). Si vas a realizar un viaje de vida a bordo, sin duda, esta especialidad es más que recomendable. Además no te permitirán bucear con Nitrox en ningún lugar si no estás certificado en la especialidad, puesto que es necesario seguir una serie de normas de seguridad.

Nitrox

Botellas cargadas con Nitrox

Buceo profundo: ir más abajo no necesariamente va a proporcionarnos mejores buceos, pero ¿quién no se ha sentido tentado alguna vez por acercarse un poquito más al lo que hay un poquito más allá? ¿o quién querría perderse el buceo en ese cañón o pecio que están a 32 metros de profundidad y que son mundialmente conocidos? Bucear a mayor profundidad implica también mayores riesgos, nos aleja de un ascenso directo de emergencia a la superficie desde los 18 metros, y por tanto requiere técnicas y conocimientos específicos, como reconocer los síntomas de la narcosis, la desorientación o la pérdida de los colores. Si quieres ir más allá, no lo dudes, el buceo profundo es lo tuyo.

Una parada de seguridad

Una parada de seguridad tras una inmersión de buceo profundo. Photo by Jose Fernandez.

Buceo en pecios: la Historia de la navegación está íntimamente ligada a los naufragios, y el atractivo de recorrer una antigua nave, observar cómo era la construcción naval de entonces, apreciar la carga que transportaba o los instrumentos que quedaron allí abandonados es, sin duda, un poderoso aliciente. El buceo en pecios implica inmersiones en las que el acceso a la superficie es, físicamente, imposible, puesto que nos encontraremos en el interior de bodegas, camarotes o corredores. Éso exige no sólo técnicas específicas, sino planificación más intensa y equipo de respeto. La especialidad te permitirá bucear en pecios hasta una distancia lineal de 40 metros de la superficie, y, siempre, sin perder de vista la luz exterior. Si te interesan los buques, la Historia o vivir una aventura diferente ¡prueba el buceo en pecios!

Wreck diving Med

Buceo en El Naranjito, Cabo de Palos. Photo by Jose Fernandez.

Traje seco: el traje seco es el paso natural para todos aquellos que deseamos que el buceo no sea un deporte estacional, sino que perdure a lo largo de todo el año. Obviamente se puede bucear con traje húmedo o semiseco, pero hacer dos inmersiones en la misma mañana a 12 grados y emerger con la sonrisa de oreja a oreja de quien siente el calor en su cuerpo tienen un nombre: traje seco. Es un equipo fácil de manejar, sin embargo requiere entrenamiento y conocimientos adicionales. Si quieres bucear en invierno o simplemente aborreces el frío, éste es tu curso.

Traje seco de neopreno

Traje seco de neopreno

Buceo nocturno: la noche es el reino del silencio, la mar es apacible y los organismos que la gobiernan dan el relevo a los que vemos durante el día. Cazadores y presas se buscan y esconden unos de otros durante las horas de oscuridad, desde los erizos y estrellas de mar hasta los tiburones cobran una inusitada vida, el plancton aparece fosforescente y los calamares se aproximan a cualquier fuente de luz. La noche en el océano es espectacular, pero la ausencia de luz hace más fácil que nos extraviemos, técnicas de navegación, señales con las linternas o cómo entrar/salir del agua son algunas de las cosas que deberás practicar. Si quieres experimentar un mundo totalmente diferente, el buceo nocturno es para ti.

Buceo nocturno

Buceo nocturno

¿Hemos despertado tu curiosidad? Puedes consultar en nuestra web cuáles impartimos, o escribirnos a buceo @ pandoradivers.com y preguntarnos cualquier duda que te surja. Recuerda que tenemos precios especiales para dos o más personas, y también para cursar dos o más especialidades.

¡Feliz buceo!

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

¿Qué ordenador de buceo me compro?

Si hay una parte del equipo que es de verdad básica, quizá la primera que todos deberíamos adquirir, es el ordenador de buceo. ¿Por qué?

  • Porque es el que nos marca en tiempo real el tiempo de fondo, el tiempo restante y los límites sin deco, los datos básicos para bucear con seguridad.
  • Porque si no lo tenemos, al final, nunca lo alquilamos, o no hay suficientes en alquiler, o no sabemos utilizar los disponibles. Éso aun sabiendo que cada buceador debe utilizar su propio ordenador y no confiar en el de su compañero, con lo que incurrimos en una grave error de seguridad.
  • Porque bucear con ordenador en lugar de tablas nos dará mucho más tiempo de fondo, más disfrute del buceo; más aún si realizamos inmersiones sucesivas.

En el mercado hay una gran variedad de ordenadores de buceo, todos ellos son válidos para la práctica del buceo, siempre y cuando elijamos correctamente en función del tipo de buceo que queremos realizar. Y ésto es importante, porque debemos saberlo de antemano, para poder seleccionar uno adecuadamente. En cuanto a características de los ordenadores, hay varias cuestiones a tener en cuenta:

– el precio: ¿cuánto te puedes gastar? Éste es el factor más limitante, por lo que antes de comenzar la búsqueda quizá sería bueno que te impusieses un límite de gasto acorde a tus posibilidades. También es recomendable que pienses a largo plazo. Un ordenador dura muchísimos años, si prevés que a medio plazo tu tipo de buceo va a cambiar quizá sería bueno darte mayor margen en cuanto al coste. Ahora lo más importante: si no te puedes permitir el ordenador más asequible que cubre tus necesidades espera y ahorra, no te recomendamos que compres uno inferior que se pueda quedar corto a medio plazo

– mezclas de gases: prácticamente todos los ordenadores ya permiten al menos bucear con aire y con NITROX hasta el 40%, pero ojo, sin cambiar de gas durante la inmersión. Si vas a realizar buceo técnico en algún momento, es más que recomendable que tus opciones incluyan ordenadores que permitan al menos dos gases durante la misma inmersión; mejor aún tres

– buceo en altitud: si bucearás en masas de agua dulce, asegúrate de que el modelo que te gusta permite cambiar la cota a la que está situado el lugar de buceo

– conexión a PC: si eres un geek y estás deseando extraer los datos de tus inmersiones recuerda comprobar que el ordenador puede conectarse a un PC, y adquiere el cable de conexión en la misma compra que el ordenador, te suele resultar más económico

– mantenimiento: el principal mantenimiento de un ordenador es el cambio de batería. Los hay que te permitirán cambiarla por tí mismo, mientras que otros exigen llevarlo al servicio técnico. La otra pieza de los ordenadores que suele requerir mantenimiento es la correa, casi con seguridad tendrás que sustituirla alguna vez durante su vida útil

– máxima profundidad operativa: cuando tu tipo de buceo sea técnico, es importante que verifiques hasta qué profundidad te puede llevar tu ordenador. Es muy poco frecuente que bajemos más allá de las cotas máximas habituales de los ordenadores, pero, en efecto, hay quien lo hace, y no todos los ordenadores están pensados para descender más de entre 50 – 80 metros

Algunos ordenadores disponibles en el mercado, cuyos buenos resultados están contrastados, ordenados por precio ascendentemente son:

Cressi Leonardo

Cressi Leonardo por menos de 190 euros en Casco Antiguo

Suunto Vyper

Suunto Vyper por menos de 230 euros en Scubastore

Cressi Giotto

Cressi Giotto por menos de 250 euros en Casco Antiguo

Scubapro Chromis

Scubapro Chromis por menos de 335 euros en Amazon

Suunto D4i

Suunto D4i por menos de 350 euros en Amazon

Scubapro Galileo

Scubapro Galileo por menos de 590 euros en Casco Antiguo

Suunto D9TX

Suunto D9TX por menos de 800 euros en Amazon

Sí, hay muuuucho más fabricantes, modelos y precios que éstos. Lo importante es tener por dónde empezar y éso ya lo tienes ¿verdad? 😉 Si tienes cualquier duda o quieres preguntarnos algo concreto, referencias sobre modelos y tiendas, cualquier cosa ¡no dudes escribirnos!

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

5 destinos de buceo a menos de 100 euros de distancia

Muchas veces, quizá demasiadas, apuntamos a lugares como el Mar Rojo, Maldivas o Indonesia. Viajes muy apetecibles pero también extremadamente caros para nuestros bolsillos. Sin embargo, muy cerca de nosotros, hay otros destinos que merece la pena visitar y que nos pueden salir realmente económicos.

1) Ibiza: aquí, al lado de casa, tenemos una maravillosa isla que bucear, y que disfrutar en muchos sentidos. Ibiza no es sólo fiesta, hay mucho más por descubrir en sus pequeños pueblos y rincones con encanto. Un excelente destino de buceo: pecios, mucha vida y una luz espectacular. Es más que frecuente poder volar a Ibiza por entre 50 y 100 euros, a veces incluso por menos. Allí encontraremos muchísimos centros de buceo que nos harán la vida muy fácil. Imprescindible para el bolsillo evitar la temporada alta 😉

Faro y cala, Ibiza. Photo by  Ronald Saunders

Faro y cala, Ibiza. Photo by Ronald Saunders

Buceo en Ibiza. Photo by Olaszmelo

Buceo en Ibiza. Photo by Olaszmelo

Cala en Ibiza. Photo by Binu Nair.

Cala en Ibiza. Photo by Binu Nair.

2) Ustica: con facilidad se puede volar a Palermo (Sicilia) por unos 70 euros, de ahí se puede tomar un ferry o un barco rápido hasta Ustica, a 32 millas al noreste. Es una isla muy pequeña, con una fantástica diversidad para el buceo y unos precios razonables, similares a los de España. Era uno de los lugares favoritos de Cousteau en el Mediterráneo, y hay muy buenos buceos a lo largo de su costa, con mucha vida macro, pelágicos, praderas … Mejor ir entre marzo y octubre.

El puerto de Ustica durante el verano. Photo by Federica Esse

El puerto de Ustica durante el verano. Photo by Federica Esse

Hibiscos en el centro del pueblo. Photo by  Giorgio Minguzzi

Hibisco en el centro del pueblo. Photo by Giorgio Minguzzi

Faro de Punta Gavazzi. Photo by Giorgio Minguzzi

Faro de Punta Gavazzi. Photo by Giorgio Minguzzi

3) Malta: es sencillo conseguir un vuelo por alrededor de 75 euros. Una vez en Malta podemos elegir bucear desde la isla principal o desplazarnos a Gozo en ferry. Malta no destaca por una vida exhuberante, sino por sus contraluces, sus aguas tranquilas durante todo el año, y una gran abundancia de pecios. Es fácil además bucear por nuestra cuenta (nivel mínimo AOWD), ya que es frecuente que nos ofrezcan paquetes de dive & drive, un vehículo, botellas, oxígeno de emergencia y un mapa es todo lo que necesitarás para organizar tus propios buceos, puesto que se bucea mucho desde orilla. Abierto todo el año, allí la lluvia es anecdótica y el frío un gran desconocido.

Valetta, la capital de Malta, repleta de Historia. Photo by Andrea Santoni

Valetta, la capital de Malta, repleta de Historia. Photo by Andrea Santoni

El Blue Hole, en Gozo. Photo by Malcom Browne

El Blue Hole, en Gozo. Photo by Malcom Browne

La legendaria Azzure Window, puerta del Blue Hole. Photo by Berit Watkin

La legendaria Azzure Window, puerta del Blue Hole. Photo by Berit Watkin

4) Oslo: volar a Oslo suele estar en torno a los 100 euros, y en su fiordo podemos disfrutar de una gran variedad de pecios, además de vida macro. El coste de la vida en Noruega es muy alto, pero el paisaje, los fondos y su hospitalidad bien valen la pena. El traje seco es inevitable (se alquilan allí) y es mejor ir entre mayo y agosto, aunque siempre tienes la opción de bucear en el hielo y disfrutar del clima frío, que ofrece unas inmersiones espectaculares.

Panorámica de Oslo. Photo by Jean-Pierre Dalbéra

Panorámica de Oslo. Photo by Jean-Pierre Dalbéra

Acantilados en el fiordo. Photo by Geraint Rowland.

Acantilados en el fiordo. Photo by Geraint Rowland.

Faro en Oslo. Photo by Roger

Faro en Oslo. Photo by Roger

5) Tánger: por escasos 50 euros podemos desembarcar en Tánger. Marruecos es un destino muy poco frecuentado por los buceadores, por tanto está muy poco explotado y es fácil ser el primero en bucear un lugar concreto. Hay abundancia de vida en los arrecifes: congrios, meros, morenas … y es muy fácil bucear con delfines y otras especies pelágicas. Es imprescindible preparar toda la logística antes, porque allí las infraestructuras son escasas y las oportunidades de organizar el buceo sobre la marcha reducidas. Cualquier época del año es buena en esta parte del mundo.

Puerto de Assilah, a 50 km. de Tánger. Photo by  Maxim Massalitin

Puerto de Assilah, a 50 km. de Tánger. Photo by Maxim Massalitin

La Casbah, Tánger. Photo by  Riccardo Francesconi

La Casbah, Tánger. Photo by Riccardo Francesconi

El té, todo un clásico en Marruecos.  Photo by Akihito Kobayashi.

El té, todo un clásico en Marruecos. Photo by Akihito Kobayashi.

Así que ¡ya sabes! No hay excusa para no organizarte un buen viaje de buceo por muy poco dinero y aprovechar para conocer lugares y culturas diferentes. Y si no te apetece organizártelo ¡contáctanos! A nosotros nos encantará ayudarte y organizarlo.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

¡Me he perdido! ¿Y ahora qué?

Despistarse realizando foto o video es todo un clásico. Pedir a tu compañero que preste especial atención durante la inmersión te ayudará.

Despistarse realizando foto o video es todo un clásico. Pedir a tu compañero que preste especial atención durante la inmersión te ayudará. Photo by Victor Soriano.

A todos nos ha pasado alguna vez, un pequeño despiste y el grupo, o incluso nuestro propio compañero, están a quince metros de distancia. Una ligera carrerita subacuática y enlazamos con el grupo ¡menos mal!

Si ha sucedido todos hemos hecho algo ligeramente mal: nosotros nos hemos despistado, nuestro compañero no se ha dado cuenta y el resto de buceadores, guía incluido, tampoco. Con una visibilidad de 30 metros quedarse atrás 15 es una cosa, pero … ¿y con una visibilidad de 10 metros? Oh, ohhhh ¡estoy perdido! ¿Y ahora qué hago yo?

1) Mantén la calma, respira despacio y cuenta hasta diez. Y dirás, claro, claro, qué fácil … Piensa que los nervios no te van a ayudar, de modo que ¿para qué los quieres? Es una situación de mucho estrés, pero si lo piensas fríamente, en la mayoría de los casos, lo peor que te puede pasar es que acabes arriba solo, flotando plácidamente con tu jacket hinchado y no muy lejos del barco o de la costa, por tanto te has de mentalizar: no es para tanto, no pasa nada, seguro que todo acaba bien e incluso seré autosuficiente en el peor de los casos.

2) Ahora que tienes el control de la situación y estás tranquilo, echa un vistazo a tu ordenador o reloj. Controla un tiempo de un minuto, durante el cual vas a buscar, tranquilamente, a tu compañero o grupo. Si tienes una idea clara de hacia dónde continúa la inmersión desde el punto en el que estás, avanza siguiendo la ruta prevista. Hazlo despacio, con calma, controla tu consumo de aire. Si no tienes ni la menor idea de hacia dónde ir toma un punto de referencia, y, sin perderlo de vista, aléjate ligeramente en todas las direcciones, trazando un círculo. Con suerte verás a tu compañero o grupo y podrás dirigirte hacia ellos.

3 a) Sin ya has localizado a tu compañero o grupo, con calma, y sin perderles de vista, navega hacia ellos. Despacio, no te agotes ni consumas más aire del que consumirías normalmente ¡pero no te vuelvas a distraer hasta llegar a ellos! Ni después tampoco, claro … 😉

Si no queda más remedio que ascender, tu boya deco y tu carrete son tu salvoconducto para evitar un accidente con las embarcaciones que surcan la superficie.

Si no queda más remedio que ascender, tu boya deco y tu carrete son tu salvoconducto para evitar un accidente con las embarcaciones que surcan la superficie. Photo by Pete Nawrocky.

3 b) ¿No ha habido suerte y se ha terminado el minuto? ¡Sin problema! Con toda la tranquilidad del mundo saca tu boya deco y tu carrete, lánzalos y comienza a ascender despacio, respeta la velocidad máxima de ascenso, realiza las paradas profundas si las hay, y la parada de seguridad. Mantén en todo momento tu boya deco erguida para hacerte visible ante posibles embarcaciones. Si estás leyendo ésto y no tienes boya deco, ya tienes una excusa para pasarte por tu tienda de buceo. Si no sabes lo que es una boya deco, estás tardando en pedir a tu instructor que te enseñe a manejarla.

4) Ya estás en superficie. Tres cosas: hincha el jacket, mantén el regulador en la boca o cambia regulador por tubo, mantén erguida tu boya deco (sigues queriendo que te vean los barcos ¿verdad?) No estás perdido, te están buscando ya, de modo que quédate donde estás, observa a tu alrededor y oriéntate. Si ves tu barco (u otro) llama su atención (recuerda tu silbato), pero no te dirijas hacia él si no te lo indican, podrías consumir tus energías inútilmente. Si no ves tu barco, espera 5 minutos, muy probablemente aparecerá otra boya deco no muy lejos: son tus compañeros que suben a buscarte.

5) ¿No? ¿Nada de nada? Si transcurridos 5 minutos no aparecen compañeros ni barcos, y la costa está cerca (pongamos por caso que a no más de 1/4 milla ó 1/2 km.), te sientes con fuerzas para alcanzarla y hay una playa comienza a dirigirte hacia la costa muuuy despacio. Si la costa está más lejos, espera, conserva tus fuerzas porque es probable que tardes menos en ser recogido que en alcanzar la costa. Tampoco te dirijas a la costa si se trata de acantilados o arrecifes que impiden que alcances la orilla.

Si hay corriente no luches contra ella, te agotarás muy rápidamente y no conseguirás nada. Puedes nadar perpendicularmente a la corriente durante un breve periodo de tiempo, pero no demasiado. Y sumergirte para evitarla hará que no te puedan localizar, empeorará tu situación aún más.

Sobre todo sé paciente. Todo ésto acaba normalmente en el punto 3 b como mucho, pero pase lo que pase, manténte firme y con la cabeza fría, ésa es la única forma de tener suerte 😉

¿Lo ves? Ya están aquí y vienen a por ti, todo ha quedado en un pequeño susto gracias a tu entrenamiento y tu saber hacer.

Divers together. Photo by PADI.

Al final todo queda en una anécdota (de la que hemos aprendido algo muy importante ¿verdad?). Photo by PADI.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Fotosub: la sensibilidad ISO

Continuando con la serie de artículos sobre iniciación a la fotografía submarina, hoy hablamos sobre la sensibilidad ISO y su relación con la apertura del diafragma y la velocidad del obturador.

Red Sea octopus by Prilfish

Pulpo en el Mar Rojo, ISO 100, f/5, 1/125, 7.4 mm. El uso de flash, siempre a corta distancia del sujeto, le iluminará muchísimo, lo que nos exige el uso de baja sensibilidad para evitar la sobreexposición. Photo by Prilfish

La sensibilidad ISO es un concepto heredado de la época en la que utilizábamos películas fotográficas. Cada una de ellas estaba marcada con una numeración que indicaba cuán sensible era la película ante una cantidad de luz dada. A mayor numeración, más luz captaría la película ante una situación lumínica. Por poner un ejemplo fácil de comprender, si sales a la calle y hay muchísima luz de repente ves todo blanco ¿verdad? Pero si te pones unas gafas de sol ese impacto es mucho menor, porque has reducido la sensibilidad de tus ojos. Por el contrario, si entras en un túnel con las gafas de sol puestas no verás nada, porque no tienes suficiente sensibilidad en tu visión.

Bien, en tu cámara por lo tanto, cuando fotografíes en un área muy oscura querrás incrementar la sensibilidad ISO, por ejemplo hasta 1.600, mientras que en situaciones de gran luminosidad configurarás una sensibilidad ISO 100 o incluso menor (por ejemplo cuando utilices flash reducirás la sensibilidad).

Sensibilidad ISO

De izquierda a derecha ISO 400, 1600 y 6400, con f/5.6, 1/1250 s y 55 mm. A medida que incrementamos la sensibilidad de la película captamos más cantidad de luz, en este caso tenemos a la sobreexposición, mientras que si hubiésemos elegido un ISO 100 iríamos hacia la subexposición. Con el incremento de la sensibilidad comienza la aparición del ruido, como puede apreciarse en el cabello; esa neblina, puntos blanquecinos, aparecerá en las zonas oscuras de la foto. Dependiendo de las necesidades de apertura de diafragma y velocidad del obturador tendremos que elegir la ISO adecuada, intentando que sea la más baja posible.

Scuba diving in Indonesia by Ilse Reijs and Jan-Noud Hutten

Cuando utilizamos flash o focos es importante tener en cuenta la escena completa, o corremos el riesgo de fotografiar tres zonas de luz, una sobreexpuesta, otra correctamente expuesta y una subexpuesta, como es el caso de esta fotografía, aunque, por supuesto, en ocasiones, quizá sea ése el efecto que deseamos. Photo by Ilse Reijs and Jan-Noud Hutten

Hay una regla que debes intentar seguir: fotografía siempre con la menor sensibilidad ISO que sea posible, porque cuanta mayor sensibilidad ISO tenga la exposición mayor nivel de ruido aparecerá (en forma de pequeños puntos en las zonas más oscuras de la foto).

Normalmente sólo incrementaremos la sensibilidad ISO cuando los parámetros de diafragma y velocidad de obturación no pueden ser variados. Por ejemplo, si tienes un tiburón en movimiento y quieres captar toda al escena del arrecife, casi con seguridad, necesitarás un tiempo de exposición aproximado de 1/250 y un diafragma f/10 o similar, lo que reducirá mucho la luz que recibe el sensor, por lo que tendrás que utilizar una ISO 400 al menos, ya que con un flash no podrás iluminar a un tiburón que está a varios metros de distancia. Y recuerda que a mayor profundidad menos luz natural, y por tanto más luz tendremos que dejar llegar al sensor, de un modo u otro.

Photography at Habili Ali, St John's reefs, Red Sea, Egypt by Derek Keats

Si las condiciones no son las mejores necesitaremos captar más luz por todos los medios, en este caso con un ISO 500 además de f/4, 1/60 s y flash, con una distancia focal de 6.1 mm. Photo by Derek Keats

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail