¿Qué ordenador de buceo me compro?

Si hay una parte del equipo que es de verdad básica, quizá la primera que todos deberíamos adquirir, es el ordenador de buceo. ¿Por qué?

  • Porque es el que nos marca en tiempo real el tiempo de fondo, el tiempo restante y los límites sin deco, los datos básicos para bucear con seguridad.
  • Porque si no lo tenemos, al final, nunca lo alquilamos, o no hay suficientes en alquiler, o no sabemos utilizar los disponibles. Éso aun sabiendo que cada buceador debe utilizar su propio ordenador y no confiar en el de su compañero, con lo que incurrimos en una grave error de seguridad.
  • Porque bucear con ordenador en lugar de tablas nos dará mucho más tiempo de fondo, más disfrute del buceo; más aún si realizamos inmersiones sucesivas.

En el mercado hay una gran variedad de ordenadores de buceo, todos ellos son válidos para la práctica del buceo, siempre y cuando elijamos correctamente en función del tipo de buceo que queremos realizar. Y ésto es importante, porque debemos saberlo de antemano, para poder seleccionar uno adecuadamente. En cuanto a características de los ordenadores, hay varias cuestiones a tener en cuenta:

– el precio: ¿cuánto te puedes gastar? Éste es el factor más limitante, por lo que antes de comenzar la búsqueda quizá sería bueno que te impusieses un límite de gasto acorde a tus posibilidades. También es recomendable que pienses a largo plazo. Un ordenador dura muchísimos años, si prevés que a medio plazo tu tipo de buceo va a cambiar quizá sería bueno darte mayor margen en cuanto al coste. Ahora lo más importante: si no te puedes permitir el ordenador más asequible que cubre tus necesidades espera y ahorra, no te recomendamos que compres uno inferior que se pueda quedar corto a medio plazo

– mezclas de gases: prácticamente todos los ordenadores ya permiten al menos bucear con aire y con NITROX hasta el 40%, pero ojo, sin cambiar de gas durante la inmersión. Si vas a realizar buceo técnico en algún momento, es más que recomendable que tus opciones incluyan ordenadores que permitan al menos dos gases durante la misma inmersión; mejor aún tres

– buceo en altitud: si bucearás en masas de agua dulce, asegúrate de que el modelo que te gusta permite cambiar la cota a la que está situado el lugar de buceo

– conexión a PC: si eres un geek y estás deseando extraer los datos de tus inmersiones recuerda comprobar que el ordenador puede conectarse a un PC, y adquiere el cable de conexión en la misma compra que el ordenador, te suele resultar más económico

– mantenimiento: el principal mantenimiento de un ordenador es el cambio de batería. Los hay que te permitirán cambiarla por tí mismo, mientras que otros exigen llevarlo al servicio técnico. La otra pieza de los ordenadores que suele requerir mantenimiento es la correa, casi con seguridad tendrás que sustituirla alguna vez durante su vida útil

– máxima profundidad operativa: cuando tu tipo de buceo sea técnico, es importante que verifiques hasta qué profundidad te puede llevar tu ordenador. Es muy poco frecuente que bajemos más allá de las cotas máximas habituales de los ordenadores, pero, en efecto, hay quien lo hace, y no todos los ordenadores están pensados para descender más de entre 50 – 80 metros

Algunos ordenadores disponibles en el mercado, cuyos buenos resultados están contrastados, ordenados por precio ascendentemente son:

Cressi Leonardo

Cressi Leonardo por menos de 190 euros en Casco Antiguo

Suunto Vyper

Suunto Vyper por menos de 230 euros en Scubastore

Cressi Giotto

Cressi Giotto por menos de 250 euros en Casco Antiguo

Scubapro Chromis

Scubapro Chromis por menos de 335 euros en Amazon

Suunto D4i

Suunto D4i por menos de 350 euros en Amazon

Scubapro Galileo

Scubapro Galileo por menos de 590 euros en Casco Antiguo

Suunto D9TX

Suunto D9TX por menos de 800 euros en Amazon

Sí, hay muuuucho más fabricantes, modelos y precios que éstos. Lo importante es tener por dónde empezar y éso ya lo tienes ¿verdad? 😉 Si tienes cualquier duda o quieres preguntarnos algo concreto, referencias sobre modelos y tiendas, cualquier cosa ¡no dudes escribirnos!

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

5 destinos de buceo a menos de 100 euros de distancia

Muchas veces, quizá demasiadas, apuntamos a lugares como el Mar Rojo, Maldivas o Indonesia. Viajes muy apetecibles pero también extremadamente caros para nuestros bolsillos. Sin embargo, muy cerca de nosotros, hay otros destinos que merece la pena visitar y que nos pueden salir realmente económicos.

1) Ibiza: aquí, al lado de casa, tenemos una maravillosa isla que bucear, y que disfrutar en muchos sentidos. Ibiza no es sólo fiesta, hay mucho más por descubrir en sus pequeños pueblos y rincones con encanto. Un excelente destino de buceo: pecios, mucha vida y una luz espectacular. Es más que frecuente poder volar a Ibiza por entre 50 y 100 euros, a veces incluso por menos. Allí encontraremos muchísimos centros de buceo que nos harán la vida muy fácil. Imprescindible para el bolsillo evitar la temporada alta 😉

Faro y cala, Ibiza. Photo by  Ronald Saunders

Faro y cala, Ibiza. Photo by Ronald Saunders

Buceo en Ibiza. Photo by Olaszmelo

Buceo en Ibiza. Photo by Olaszmelo

Cala en Ibiza. Photo by Binu Nair.

Cala en Ibiza. Photo by Binu Nair.

2) Ustica: con facilidad se puede volar a Palermo (Sicilia) por unos 70 euros, de ahí se puede tomar un ferry o un barco rápido hasta Ustica, a 32 millas al noreste. Es una isla muy pequeña, con una fantástica diversidad para el buceo y unos precios razonables, similares a los de España. Era uno de los lugares favoritos de Cousteau en el Mediterráneo, y hay muy buenos buceos a lo largo de su costa, con mucha vida macro, pelágicos, praderas … Mejor ir entre marzo y octubre.

El puerto de Ustica durante el verano. Photo by Federica Esse

El puerto de Ustica durante el verano. Photo by Federica Esse

Hibiscos en el centro del pueblo. Photo by  Giorgio Minguzzi

Hibisco en el centro del pueblo. Photo by Giorgio Minguzzi

Faro de Punta Gavazzi. Photo by Giorgio Minguzzi

Faro de Punta Gavazzi. Photo by Giorgio Minguzzi

3) Malta: es sencillo conseguir un vuelo por alrededor de 75 euros. Una vez en Malta podemos elegir bucear desde la isla principal o desplazarnos a Gozo en ferry. Malta no destaca por una vida exhuberante, sino por sus contraluces, sus aguas tranquilas durante todo el año, y una gran abundancia de pecios. Es fácil además bucear por nuestra cuenta (nivel mínimo AOWD), ya que es frecuente que nos ofrezcan paquetes de dive & drive, un vehículo, botellas, oxígeno de emergencia y un mapa es todo lo que necesitarás para organizar tus propios buceos, puesto que se bucea mucho desde orilla. Abierto todo el año, allí la lluvia es anecdótica y el frío un gran desconocido.

Valetta, la capital de Malta, repleta de Historia. Photo by Andrea Santoni

Valetta, la capital de Malta, repleta de Historia. Photo by Andrea Santoni

El Blue Hole, en Gozo. Photo by Malcom Browne

El Blue Hole, en Gozo. Photo by Malcom Browne

La legendaria Azzure Window, puerta del Blue Hole. Photo by Berit Watkin

La legendaria Azzure Window, puerta del Blue Hole. Photo by Berit Watkin

4) Oslo: volar a Oslo suele estar en torno a los 100 euros, y en su fiordo podemos disfrutar de una gran variedad de pecios, además de vida macro. El coste de la vida en Noruega es muy alto, pero el paisaje, los fondos y su hospitalidad bien valen la pena. El traje seco es inevitable (se alquilan allí) y es mejor ir entre mayo y agosto, aunque siempre tienes la opción de bucear en el hielo y disfrutar del clima frío, que ofrece unas inmersiones espectaculares.

Panorámica de Oslo. Photo by Jean-Pierre Dalbéra

Panorámica de Oslo. Photo by Jean-Pierre Dalbéra

Acantilados en el fiordo. Photo by Geraint Rowland.

Acantilados en el fiordo. Photo by Geraint Rowland.

Faro en Oslo. Photo by Roger

Faro en Oslo. Photo by Roger

5) Tánger: por escasos 50 euros podemos desembarcar en Tánger. Marruecos es un destino muy poco frecuentado por los buceadores, por tanto está muy poco explotado y es fácil ser el primero en bucear un lugar concreto. Hay abundancia de vida en los arrecifes: congrios, meros, morenas … y es muy fácil bucear con delfines y otras especies pelágicas. Es imprescindible preparar toda la logística antes, porque allí las infraestructuras son escasas y las oportunidades de organizar el buceo sobre la marcha reducidas. Cualquier época del año es buena en esta parte del mundo.

Puerto de Assilah, a 50 km. de Tánger. Photo by  Maxim Massalitin

Puerto de Assilah, a 50 km. de Tánger. Photo by Maxim Massalitin

La Casbah, Tánger. Photo by  Riccardo Francesconi

La Casbah, Tánger. Photo by Riccardo Francesconi

El té, todo un clásico en Marruecos.  Photo by Akihito Kobayashi.

El té, todo un clásico en Marruecos. Photo by Akihito Kobayashi.

Así que ¡ya sabes! No hay excusa para no organizarte un buen viaje de buceo por muy poco dinero y aprovechar para conocer lugares y culturas diferentes. Y si no te apetece organizártelo ¡contáctanos! A nosotros nos encantará ayudarte y organizarlo.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

¡Me he perdido! ¿Y ahora qué?

Despistarse realizando foto o video es todo un clásico. Pedir a tu compañero que preste especial atención durante la inmersión te ayudará.

Despistarse realizando foto o video es todo un clásico. Pedir a tu compañero que preste especial atención durante la inmersión te ayudará. Photo by Victor Soriano.

A todos nos ha pasado alguna vez, un pequeño despiste y el grupo, o incluso nuestro propio compañero, están a quince metros de distancia. Una ligera carrerita subacuática y enlazamos con el grupo ¡menos mal!

Si ha sucedido todos hemos hecho algo ligeramente mal: nosotros nos hemos despistado, nuestro compañero no se ha dado cuenta y el resto de buceadores, guía incluido, tampoco. Con una visibilidad de 30 metros quedarse atrás 15 es una cosa, pero … ¿y con una visibilidad de 10 metros? Oh, ohhhh ¡estoy perdido! ¿Y ahora qué hago yo?

1) Mantén la calma, respira despacio y cuenta hasta diez. Y dirás, claro, claro, qué fácil … Piensa que los nervios no te van a ayudar, de modo que ¿para qué los quieres? Es una situación de mucho estrés, pero si lo piensas fríamente, en la mayoría de los casos, lo peor que te puede pasar es que acabes arriba solo, flotando plácidamente con tu jacket hinchado y no muy lejos del barco o de la costa, por tanto te has de mentalizar: no es para tanto, no pasa nada, seguro que todo acaba bien e incluso seré autosuficiente en el peor de los casos.

2) Ahora que tienes el control de la situación y estás tranquilo, echa un vistazo a tu ordenador o reloj. Controla un tiempo de un minuto, durante el cual vas a buscar, tranquilamente, a tu compañero o grupo. Si tienes una idea clara de hacia dónde continúa la inmersión desde el punto en el que estás, avanza siguiendo la ruta prevista. Hazlo despacio, con calma, controla tu consumo de aire. Si no tienes ni la menor idea de hacia dónde ir toma un punto de referencia, y, sin perderlo de vista, aléjate ligeramente en todas las direcciones, trazando un círculo. Con suerte verás a tu compañero o grupo y podrás dirigirte hacia ellos.

3 a) Sin ya has localizado a tu compañero o grupo, con calma, y sin perderles de vista, navega hacia ellos. Despacio, no te agotes ni consumas más aire del que consumirías normalmente ¡pero no te vuelvas a distraer hasta llegar a ellos! Ni después tampoco, claro … 😉

Si no queda más remedio que ascender, tu boya deco y tu carrete son tu salvoconducto para evitar un accidente con las embarcaciones que surcan la superficie.

Si no queda más remedio que ascender, tu boya deco y tu carrete son tu salvoconducto para evitar un accidente con las embarcaciones que surcan la superficie. Photo by Pete Nawrocky.

3 b) ¿No ha habido suerte y se ha terminado el minuto? ¡Sin problema! Con toda la tranquilidad del mundo saca tu boya deco y tu carrete, lánzalos y comienza a ascender despacio, respeta la velocidad máxima de ascenso, realiza las paradas profundas si las hay, y la parada de seguridad. Mantén en todo momento tu boya deco erguida para hacerte visible ante posibles embarcaciones. Si estás leyendo ésto y no tienes boya deco, ya tienes una excusa para pasarte por tu tienda de buceo. Si no sabes lo que es una boya deco, estás tardando en pedir a tu instructor que te enseñe a manejarla.

4) Ya estás en superficie. Tres cosas: hincha el jacket, mantén el regulador en la boca o cambia regulador por tubo, mantén erguida tu boya deco (sigues queriendo que te vean los barcos ¿verdad?) No estás perdido, te están buscando ya, de modo que quédate donde estás, observa a tu alrededor y oriéntate. Si ves tu barco (u otro) llama su atención (recuerda tu silbato), pero no te dirijas hacia él si no te lo indican, podrías consumir tus energías inútilmente. Si no ves tu barco, espera 5 minutos, muy probablemente aparecerá otra boya deco no muy lejos: son tus compañeros que suben a buscarte.

5) ¿No? ¿Nada de nada? Si transcurridos 5 minutos no aparecen compañeros ni barcos, y la costa está cerca (pongamos por caso que a no más de 1/4 milla ó 1/2 km.), te sientes con fuerzas para alcanzarla y hay una playa comienza a dirigirte hacia la costa muuuy despacio. Si la costa está más lejos, espera, conserva tus fuerzas porque es probable que tardes menos en ser recogido que en alcanzar la costa. Tampoco te dirijas a la costa si se trata de acantilados o arrecifes que impiden que alcances la orilla.

Si hay corriente no luches contra ella, te agotarás muy rápidamente y no conseguirás nada. Puedes nadar perpendicularmente a la corriente durante un breve periodo de tiempo, pero no demasiado. Y sumergirte para evitarla hará que no te puedan localizar, empeorará tu situación aún más.

Sobre todo sé paciente. Todo ésto acaba normalmente en el punto 3 b como mucho, pero pase lo que pase, manténte firme y con la cabeza fría, ésa es la única forma de tener suerte 😉

¿Lo ves? Ya están aquí y vienen a por ti, todo ha quedado en un pequeño susto gracias a tu entrenamiento y tu saber hacer.

Divers together. Photo by PADI.

Al final todo queda en una anécdota (de la que hemos aprendido algo muy importante ¿verdad?). Photo by PADI.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail